The Honeymoon Killers (1969)

H1

Sinopsis

Basada en un hecho real acaecido en los años cincuenta, la película relata la sangrienta trayectoria criminal de una pareja, Martha y Ray, que se conoció a través de una agencia matrimonial. Su objetivo son mujeres solteras o viudas solventes a las que Ray corteja para deshacerse de ellas posteriormente.

Análisis

Entre 1947 y 1949 una pareja de asesinos en serie conocidos como “Los Asesinos de los Corazones Solitarios” aterrorizaron en distintas ciudades de los Estados Unidos a la población femenina que buscaba, inocentemente, un hombre que las llevara al altar o fuera su compañero el resto de sus vidas. En 1969 Leonard Kastle se tomó el atrevimiento de realizar la primera adaptación cinematográfica de este oscuro suceso que marcó los anales de la violencia en Norteamérica. Ésto es Los Asesinos de la Luna de Miel.

The Honeymoon Killers se centra en la extraña relación sentimental entre Raymond Fernandez y Martha Beck (interpretados por Tony Lo Bianco y Shirley Stoler respectivamente) basada en la obsesión de Martha por Ray y el carácter innato de ladrón que posee éste. La película muestra la forma en la que esta extraña pareja trabaja sobre un claro modus operandi: contactan a sus víctimas, mujeres solteronas o viudas, que posteriormente son seducidas por Ray mientras Martha se hace pasar por su hermana y finalmente, roban las pertenencias o el dinero de la víctima. De esta manera, la peculiar pareja viaja por distintas partes de Estados Unidos aprovechándose de aquellas mujeres que caen en su trampa y en algunos casos acabando con la vida de éstas.

H2

Al transcurrir la trama nos daremos cuenta de distintas cosas como la personalidad impulsiva y celosa de Martha así como su obsesión por su cuasi prometido, la condición astuta de Ray para estafar a sus víctimas así como para usar esa astucia para mentirle en numerosas ocasiones a Martha y la motivación que lleva a que estas dos personas con tan distinto trasfondo mantengan una relación sentimental. Y es que éste es precisamente el punto fuerte de la película: la historia de amor entre una enfermera de carácter fuerte y un gigoló estafador. El film no nos muestra a esta pareja de asesinos como unos monstruos que causan repudio al espectador y que la audiencia esperaría ver cómo se resuelve la trama sólo para saber cómo se les hará justicia; nos muestra el lado humano de dos personas que se encargan de destruir la vida de otras. Es lo que hace de esta película una pieza única y de culto dentro de la industria cinematográfica, puesto que no condena a los asesinos, sino que los convierte en los protagonistas de una historia de amor basada en el robo y la sangre, un recurso bastante polémico que a través de los años se ha utilizado tanto en el cine comercial como en el cine independiente.

Dentro del gran campo que abarca el terreno del cine de clase B, esta película realizada con sólo $150,000 dólares marca una clara línea de lo que representan las producciones de bajo presupuesto: actores poco conocidos (evitar interpretaciones del término “poco conocidos” como “poco talentosos”), edición pobre, trama atrevida, etc. Pero hay un punto que es el que marca la gran diferencia y exclusividad del film: la forma en la que se desarrolla la temática, es decir, elegir la vida de Raymond Fernandez y Martha Beck para crear una película de drama, e incluso romance, con un claro formato pulp; es un drama que gira alrededor de la extraña manera de amor que eligieron estos dos cínicos ladrones que Leonard Kastle y su estupenda dirección nos provoca la sensación de que en el fondo sentían un amor puro y verdadero el uno por el otro… de una forma peculiar, claro.

H3

Es algo curioso, ya que el tema “asesino en serie convertido en protagonista” ha tomado otros caminos al ser llevados a la pantalla grande, como es el caso de Natural Born Killers (Asesinos por Naturaleza, 1994) de Oliver Stone que se asemeja más a una película de acción y crimen con aspectos de road movie que un drama acerca de sus sanguinarios protagonistas. Podríamos considerar que The Honeymoon Killers camina de una forma más cercana a la línea de películas como American Psycho (Psicópata Americano, 2000) de Mary Harron, la cual gira en torno a un asesino en serie y, a pesar de entrar en terrenos de película de crimen, contiene bastante drama explotando la cuestión “¿cómo piensa realmente un asesino en serie?”.

Volviendo a la cinta protagonista de este análisis, es importante resaltar que, a pesar de la poca explicitud (de hecho, sólo hay una escena que contenga una muerte explícita) es un relato crudo para ver y, quizás, tedioso para algunos espectadores debido al tratamiento que se le da en cuanto a planimetría, donde predominan planos medios de considerable duración y cumplen con llevar la película a un modo lento donde los momentos de clímax típicos de una cinta de serie B pasan a segundo plano y el verdadero protagonismo está radicado en el cómo hacer de esta relación algo que para el público sea verdadera y desesperadamente trágico.

Sin embargo, como en toda película de bajo presupuesto, hay errores notables. En este caso son el paupérrimo montaje que posee la cinta, provocando que en ocasiones el reducido soundtrack quede opacado debido a los cortes abruptos que se le hacen a éste; en otros momentos nos puede hacer perder en la trama por unos segundos debido a los violentos cambios de escena que nos hace sentir un espantoso salto de secuencia e imagen; y por último, algunas actuaciones como la de Marilyn Chris (Myrtle) y Dortha Duckworth (madre de Martha) que no logran alcanzar la altura del resto del reparto.

Ignorando estos detalles, podemos decir que es un film digno de recordar en la historia del cine B. Tediosa, lenta, cruda y realista. Una película de culto y el único legado que nos dejó Leonard Kastle: The Honeymoon Killers.

H4LO MEJOR: Los momentos de tensión entre Martha y Raymond, un completo ir y venir de emociones.

LO PEOR: El montaje de la película, bastante tosco y primitivo

LA ESCENA: [Spoiler] Martha decide asesinar la hija de Dolphine, la última víctima de esta pareja, para demostrarle a Raymond lo fiel que puede ser y enseñarle que está dispuesta a hacer cualquier cosa para que él no la abandone.

Puntaje

Invasión de Cine B: 4.5 | 5
IMDb: 7.1 | 10

Rotten Tomatoes:

94% | 100%

Ficha técnica

Título original:

The Honeymoon Killers

Fecha de lanzamiento:

8 de septiembre de 1969
Duración: 115 min.
País: Estados Unidos
Productora: Roxanne
Director: Leonard Kastle
Guión: Leonard Kastle
Fotografía: Oliver Wood
Música: Gustav Mahler
Reparto: Shirley Stoler, Tony Lo Bianco, Mary Jane Higby, Doris Roberts, Kip McArdle, Barbara Cason
Presupuesto: USD $150.000
Género: Crimen/Drama/Biográfico/Serie B

Trailer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s