The Rocky Horror Picture Show (1975)

TRHPS1

Sinopsis

Cuando una pareja regresa de la boda de unos amigos, estalla una violenta tormenta y el coche se les avería. Así las cosas, no tienen más remedio que refugiarse en un castillo, donde el doctor Frank-N-Furter vive entregado a la fabricación de una especie de Frankenstein.

Análisis

En 1973 el teatro Royal Court de Londres presenciaría el nacimiento de un musical realizado con bastante amor y nostalgia a los clásicos de ciencia ficción y terror de clase B. Dicha obra teatral se convertiría en una de las favoritas de la capital británica en cuestión de semanas, trasladando su show desde el Royal Court hasta otros lugares donde el musical conocido como “The Rocky Horror Show” tendría su merecido espacio de exhibición. Richard O’Brien, el escritor de esta obra, decidió convertirla en un guion cinematográfico junto a Jim Sharman en 1975 para finalmente, él hacer parte del elenco interpretando el personaje de Riff Raff. Y de ese modo, nació esta pequeña gema del cine B que ha hecho el Time Warp durante casi 40 años. Frank N. Furter, el dulce travestí de Transsexual, Transylvania, nos invita a pasar los 100 minutos más disparatados que podremos ver de parte de un musical.

TRHPS2

Cuando uno se sienta a ver una película de serie B en toda regla espera posible humor involuntario, sets caricaturescos, tramas estrambóticas, etc. pero no todo esto en forma de musical. No es porque precisamente este género sea extraño al cine B (prueba de eso son The Haunted World of El Superbeasto, de Rob Zombie, o Poultrygeist: Night of the Chicken Dead, producida por la emblemática Troma y dirigida por Lloyd Kaufman) ni porque aparezca Tim Curry en su debut actoral interpretando a un travesti alienígena, sino porque es simplemente extraño y uno no logra imaginar ver estas dos tendencias reunidas en un mismo escenario. Pero The Rocky Horror Picture Show lo hace y de la manera más extraña y surrealista posible.

El argumento es sencillo y simplista: una pareja, Brad y Janet (Barry Bostwick y Susan Sarandon), se encuentra perdida y con su coche averiado en medio de la noche, así que Brad decide buscar un teléfono en un castillo cercano donde pasan cosas de lo más raras y absurdas. En primer lugar, un travesti conocido como el Dr. Frank N. Furter es quien gobierna el sitio y en su laboratorio está desarrollando a Rocky, un hombre perfecto que le podrá dar placer absoluto. En segunda instancia, el castillo está habitado por gente misteriosa como Columbia, una groupie, Magenta, una empleada doméstica, y Riff Raff, un sirviente con una actitud espeluznante. Y como si fuera poco, dentro de éste se está celebrando una fiesta al ritmo del rock and roll y de las particulares situaciones por las que pasa Frank N. Furter con su Frankenstein.

Es claro que la trama no es el punto fuerte de The Rocky Horror Picture Show. De hecho, su guion es tan descabellado como el de cualquier otro film de clase B de los 50s, con la diferencia de que aquí manipulan lo absurdo para convertirlo en algo totalmente cómico. Y aun así con ese argumento ilógico, esos personajes tan peculiares y esa estética exagerada y provocativa, es una cinta que se gana fácilmente el cariño del público. Si a sus 20 minutos no ha logrado que el espectador haya sonreído por lo menos una vez, es imposible que éste disfrute correctamente el resto de la película puesto que desde el inicio la cinta establece el tono satírico que maneja durante todo su metraje.

TRHPS3

La película engendra tanto afecto por ella que Frank N. Furter, siendo el villano de ésta, se torna en un personaje el cual uno desea ver en pantalla todo el tiempo robándose el show como lo hace constantemente. Y aunque su papel es el de una persona perversa, sus líneas, sus canciones y su aspecto lo convierten en uno de los villanos más carismáticos del cine. Además, hay que darle gran crédito a Tim Curry por lanzarse sin tapujos por primera vez a la pantalla grande en lencería, tacones y maquillaje excesivo.

Del mismo modo en el que se alaba a Curry por su magnífica interpretación, hay que aplaudir el trabajo del resto del elenco porque no sólo nos entregan personajes simpáticos, sino que también denotan un gran disfrute por lo que hacen en pantalla, por esa fiesta que se vive dentro del castillo de Frank N. Furter. En cierto modo, la audiencia también participa de dicha festividad. Y, por cierto, ¿qué es de una fiesta sin un buen repertorio de canciones? Porque The Rocky Horror Picture Show gana puntos de sobra en ese aspecto y la razón por la que ésta generó algo tan especial en mi cosmovisión cinéfila, es porque disfruté de cada una de las canciones dispuestas a lo largo del film. Hay que admitirlo: son bastante pegajosas.

No es un film perfecto ni la obra maestra que algunos pueden imaginar, en especial porque posee unos serios problemas en el último tramo de la película donde parece que Richard O’Brien y Jim Sharman se iban quedando cortos con la transición de show teatral a obra cinematográfica e incluso explotaron la parte sexual más de la cuenta, pero, ¡carajo! Podría ver a Frank N. Furter saliendo del ascensor con su “Sweet Transvestite” todas las veces posibles.

Y no lo olviden: “Don’t dream it, be it”.

TRHPS4LO MEJOR: La descabellada trama, el soundtrack rocanrolero, el sentido del humor y ver a Tim Curry como un travesti alienígena.

LO PEOR: El último tramo de la película donde parece más una obra de teatro televisada que una película (aun así, las canciones se siguen dejando disfrutar).

LA ESCENA: Creo que es demasiado obvia… “let’s do the Time Warp again!”

CANCIONES DESTACABLES: ‘Science Fiction/Double Feature’, ‘Time Warp’, ‘Sweet Transvestite’, ‘Hot Patootie – Bless My Soul’, ‘Touch-A, Touch-A, Touch Me’, ‘Eddie’ y la más emotiva de toda la película, ‘I’m Going Home’.

Puntaje

Invasión de Cine B: 4.2 | 5
IMDb: 7.4 | 10

Rotten Tomatoes:

79% | 100%
Metacritic: 58% | 100%

Ficha técnica

Título original:

The Rocky Horror Picture Show

Fecha de lanzamiento:

14 de agosto de 1975
Duración: 100 minutos (UK cut), 98 minutos (US cut)
País: Estados Unidos, Reino Unido
Productora: 20th Century Fox, Michael White Productions Ltd
Director: Jim Sharman
Guion: Jim Sharman, Richard O’Brien
Fotografía: Peter Suschitzky
Música: Richard O’Brien, Richard Hartley
Reparto: Tim Curry, Susan Sarandon, Barry Bostwick, Richard O’Brien, Patricia Quinn, Nell Campbell, Jonathan Adams, Peter Hinwood, Meat Loaf, Charles Gray
Presupuesto: USD $1.200.000
Género: Musical/Comedia de terror/Serie B

Trailer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s