Corto de la semana: T is for Turbo

TFT1Agosto luce como un mes prometedor para el cine. Guy Ritchie (director de Lock, Stock and Two Smoking Barrels) ha lanzado su The Man from U.N.C.L.E. al mismo tiempo que Straight Outta Compton ha llegado a los teatros de Estados Unidos. Por otro lado, Blumhouse presentó al público el thriller psicológico The Gift y Jon Watts (la mente detrás de Clown), en la misma fecha, estrenó Cop Car, película que, por cierto, muestra a un Kevin Bacon en un papel antagónico muy prometedor. A pesar de que todas estas producciones se encuentran en los teatros de los Estados Unidos, en Latinoamérica tendremos que esperar un poco para que lleguen a nuestro territorio. Y para agregar otro film a la lista de espera, el 28 de agosto se estrena Turbo Kid, una cinta ideal para los que nos gusta el cine distópico de los ochentas y la razón por la que escribo este post.

Esta película tiene sus orígenes en el 2011 en el cual RKSS, un colectivo de escritores y directores canadienses, creó un cortometraje llamado T is for Turbo donde se repartía humor negro, sangre y el ambiente ‘cheesy’ de las películas de bajo presupuesto de los 80s. La micro-producción fue enviada al concurso que abrió The ABCs of Death (2012) para buscar al director del vigésimo sexto corto que haría parte de la antología. Lastimosamente RKSS no ganó (Lee Hardcastle fue el merecido ganador con su estrambótico T is for Toilet) pero no salieron de allí con las manos vacías: T is for Turbo resultó ser la base para su primer largometraje.

Antes de enseñarles el cortometraje, es bueno mencionar que este colectivo, compuesto de Anouk Whissell, François Simard y Yoann-Karl Whissell, lleva un tiempo haciendo cortos y tráileres falsos, como el de Bagman, una curiosa clase de slasher, o Demonitron: The Sixth Dimension, el cual posee características reminiscentes de las cintas italianas de los 70s. Es emocionante encontrar un grupo de cineastas novicios que le pongan tanto empeño y cariño a lo que hacen. Sus producciones son una muestra de que el cine no se trata de tener los mejores recursos, sino de contar con un buen equipo de trabajo y una gran creatividad.

Turbo Kid ha recibido buenas críticas y esperemos que siga siendo un éxito cuando se estrene en los teatros. Mientras tanto, disfrutemos del sangriento cortometraje que contiene todo lo que nos gusta de los 80s: violencia, locura y sintetizador por montones.

Imágenes

TFT2TFT3TFT4A continuación, el cortometraje (en inglés y sin subtítulos en español. De igual modo no hay mucho diálogo, para los que no entienden el idioma).

Si desean conocer más sobre RKSS Films, pueden entrar a los siguientes enlaces.

Y aquí, el tráiler de la película.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s